• Negrete #1401, San Fernando, Chile.
NO ES UN HASTA SIEMPRE.- Juanita Pezo Manríquez
37838 vistas

NO ES UN HASTA SIEMPRE.- Juanita Pezo Manríquez

Siempre la vimos pasar, concentrada por su labor, preocupada de que todo estuviera como corresponde, sin que se le escapara ningún detalle. Los pasillos del Hospital San Fernando supieron de esa excelente funcionaria y nosotros quienes componemos el recurso humano del centro asistencial conocimos a la gran persona es: nos referimos a Juana Luisa Pezo Manríquez, la querida “Juanita” Pezo.

En esta nueva entrevista para la sección “No es un Hasta Siempre”, nos adentraremos en la historia de la enfermera coordinadora del Programa de Control de Infecciones (PCI), de quien por muchos años luchó por el cuidado del paciente, pero sobre todo, conoceremos a una mujer que ha sido un verdadero ejemplo para todos los funcionarios y funcionarias del Hospital San Juan de Dios de San Fernando.

Nacida en Talcahuano, Región del Bio-Bío, se crió algunos años con sus abuelos, mientras que sus padres residían en la localidad de Laja en la misma región, con quien más grande se fue a vivir. En aquella comuna cursó la enseñanza básica para luego estudiar la “media” en el Liceo Fiscal Niñas de Concepción.

Sra. Juanita, ¿cuándo nace ese “bichito” de estudiar enfermería?
Yo creo que desde pequeña porque como soy la hija mayor de una familia de ocho hermanos, tuve la misión, por decirlo así, de ayudar a mis hermanos y abuelos; siempre tratando de hacer cosas por el otro. Además en el colegio habían comités de Cruz Roja y como que me incliné al cuidado de las personas. De a poco fui conociendo al asunto de la salud.

¿Fue así como se inclinó a estudiar esa carrera en la Universidad de Chile con sede Temuco?
En ese tiempo, cuando uno alcanzaba un buen puntaje en la Prueba de Aptitud Académica, veía las universidades donde quería cursar la carrera; postulé en Concepción y Temuco que quedaba cerca de donde yo vivía, y quedé en el cuarto lugar en la Universidad de Chile en Temuco.

Postuló, estudió y egresó, ¿en qué hospital o centro de salud estuvo durante sus primeros años ya como profesional?
La verdad es que yo he trabajado toda mi vida acá, los 40 años de enfermera los tengo en el Hospital San Fernando.

¿En serio?, o sea, ¿el 01 de junio de 1978 fue su primer día en el Hospital y también como profesional de la salud?
Sí, bueno, la verdad es que mi intención era quedarme a trabajar en la octava región, pero cuando postulé no habían cargos. Entonces a través del Ministerio de Salud, busqué para ver si existían cupos en otra parte del país; justamente salió publicado un concurso nacional en que ofrecían cargos en hospitales de La Serena, Santiago, San Fernando y Curicó. Yo me incliné por los que eran de la región Metropolitana al sur y cuando salieron las postulaciones, elegí entre San Fernando y Curicó, entonces pregunté y me quedé acá porque ofrecían una casa de profesionales para alojamiento; era una casa donde hoy se ubica el Servicio Médico Legal y que ocupaba el director de la época, pero luego se habilitó para profesionales que venían de distintos puntos del país; fue un “plus agregado”, más aun porque el sueldo no se pagaba de inmediato; tener donde llegar fue decidor para quedarme en San Fernando. Sin embargo mi intención era estar poco tiempo, adquirir mayor experiencia e irme a la capital a capacitarme aun más ya que cuando uno egresa de la universidad tiene muchas expectativas, pero finalmente me quedé acá…

40 años…
Si, justo en el mes de junio de este año los cumplí.

¿Cuál fue su primera impresión de este hospital?
Cuando llegué, lo que más me impresionó fue la antigüedad de su estructura. Yo había estudiado en Concepción y conocí un hospital con una edificación diferente, lo mismo con el de Temuco donde hice mi práctica profesional, eran más nuevos muy distinto al de San Fernando… 

¿Y qué recuerdo o hecho anecdótico tiene de aquellos años?
Recuerdos son varios, pero de un hecho puntual anecdótico no tengo muchos. Lo que si se me viene a la memoria, y haciendo un “parangón” respecto a la atención que existía antes con la atención usuaria actual, fue que durante un fin de semana llegó al servicio de Urgencia un niño al que se le diagnosticó una meningitis meningocócica. Como en ese tiempo no había mucha costumbre de qué hacer en esos casos, la gente se asustó; tuvimos que igualmente hospitalizar al niño en Pediatría y como los funcionarios tenían ese miedo, como enfermera los convencí de que había que entregarle si o si la atención; y una de las cosas llamativas fue que una de las técnico en enfermería que llevaba un tiempo en el hospital reunió a su grupo y les dijo: “qué imagen estamos dando; nosotros debemos atender a ese pequeño; qué imagen le estamos dando a la enfermera nueva (por mi)”; a partir de ahí reaccionaron y finalmente se controló la situación, tampoco digamos que estaba todo descontrolado…  ellas reaccionaron. Y lo otro, es que se cerró todo el hospital, cosa impensada hoy en día ya que existen protocolos, sabemos qué hacer con un paciente de este tipo, sabemos cómo reaccionar, etc., pero no cerraríamos el hospital. 

Eso es parte de la evolución de la medicina y del sistema de protocolización
Efectivamente, hay un cambio importante desde el punto de vista organizativo en cuanto a las atenciones en salud, optimizando la protocolización; a esto se suma la mejora continua de la calidad y seguridad del paciente. Si existen los procedimientos y las formas de trabajar, sabemos cómo afrontar las contingencias.

Sra. Juanita, pasando a otro tema, ¿cuáles fueron los servicios y unidades en las que usted trabajó?
Yo ingresé en primera instancia al servicio de Cirugía, pero como éramos muy pocas enfermeras, no solo trabajábamos en el servicio asignado sino que teníamos que supervisar otros, yo por ejemplo supervisé pabellones, esterilización, etc que no tenían una jefatura permanente. Posteriormente estuve fija en Medicina, Pensionado y en la UTI adulto.

Un paréntesis, ¿es cierto que usted fue una de las gestoras para que el hospital pudiera contar con una UTI adulto?
Más o menos a inicio de la década de los ’90 se empezó a mover un proyecto de crear una Unidad de Tratamiento Intermedio adulto, considerando que la complejidad de los pacientes había aumentado, además que la red asistencial no siempre tenía los cupos para todo. Las autoridades de la época consideraron que el Hospital de San Fernando cumplía las condiciones para tener una UTI adulto, lo que se llegó a concretar un 08 de noviembre de 1993 cuando se iniciaron las actividades…

¿Siendo usted la primera enfermera jefe?
Así es, estando en el servicio de Medicina, se me encargó las funciones para hacerme de la supervisión de la UTI adulto.

Pero dentro de esta “doble función de supervisión” que realizó por varios años, tuvo momento para hacerse cargo del Programa de Control de Infecciones (PCI).
A inicios de la década de los ’80, el Ministerio de Salud se dio cuenta que en todos los hospitales de Chile llegaban pacientes con una patología y se enfermaban de otra. Entonces había que trabajar en la prevención de aquello y así nació el programa. Sin embargo, el hospital en aquel entonces no contaba con muchos profesionales, por eso se le asignó esta función de coordinar el programa a las enfermeras de los servicios clínicos. Cuando yo estuve en Medicina tuve algunas horas de PCI.

Y en el año 2011 (como dijo fuera de micrófono), se creó el cargo para de enfermera coordinadora del Programa al cual usted postuló… ¿cierto?
Efectivamente, ese año por primera vez tuvimos el cargo de 44 horas para PCI, a raíz de una evaluación realizada por el MINSAL donde se vio la necesidad de más horas para vigilancia epidemiológica. Yo fui la primera enfermera con el cargo asumido, hasta la fecha.

Con el tiempo, ¿PCI también ha ido evolucionando y se ha vuelto más riguroso?
La complejidad y funciones del comité de infecciones intrahospitalaria, han ido aumentando en forma progresiva, porque la complejidad del paciente, la complejidad en las atenciones amerita esto.

Sra. Juanita, quiero volver con un tema que se me quedó en el “tintero”, ¿es muy distinta la calidad en la atención que se brinda hoy comparada a la de antes? 
Yo creo que la atención en salud cada vez ha ido mejorando; lo que nosotros ofrecemos hoy como establecimiento en cartera de servicios comparada a la anterior, obviamente hemos progresado, antes teníamos medicina básica, hoy contamos con muchas especialidades, por ejemplo los pacientes no tienen que ir a ponerse un marcapaso a Santiago, esto fue un logro conseguido por la UTI adulto en su momento. Todas las cirugías de colon, las endoscopias, el crecimiento de los servicios, creo que hemos ido de menos a más… claramente estamos mejor. 

MENSAJE
Mire, yo traté de traspasar unas palabras, donde deseo manifestarle a los compañeros del Hospital lo siguiente: “Quiero reconocer en cada uno de los funcionarios de mi generación, algunos que ya no están y otros aun cumpliendo su labor, su vocación de servicio, entrega, calidez y compañerismo, lo que se ha visto reflejado en los eventos catastróficos que hemos tenido como por ejemplo en los terremotos de 1985 y 2010, y el incendio del año 2000, los que nos ha puesto a prueba como servidores públicos y como seres humanos. También el abrazo, la palabra de aliento y la estimación demostrada hacia los compañeros que lo han necesitado, lo que he experimentado personalmente; doy gracias por ello… y a las nuevas generaciones, instarlos a realizar su trabajo con vocación y entrega, a no olvidar cuál es el objetivo principal que nos mueve que es el paciente... Que podemos tener muchas dificultades, necesidades y expectativas por conseguir como funcionarios, las que debemos buscar y lograr canalizar a través de los mecanismos existentes para ello”.


Te cuidamos!

Hospital San Fernando, trabajamos para cuidar tu salud y de la comunidad.

Servicios y prestaciones

Otras Noticias, Quizas te interese...

Noticias internas: Enterate de algunas noticias del ambito local de nuestro hospital.