• Negrete #1401, San Fernando, Chile.
Muchas Gracias por todo
48545 vistas

Muchas Gracias por todo

Este viernes 30 de junio de 2017, es un día especial para cinco funcionarios de nuestro Hospital San Fernando. Es una fecha que será recordada para siempre por cada uno de ellos, ya que finaliza una etapa hermosa en sus respectivas vidas, donde los recuerdos y anécdotas se acrecientan en estas últimas horas como trabajadores activos del establecimiento de salud… 

En este reportaje, queremos visualizar el pasar de cinco personas que nos dejan porque se acogieron a retiro, cinco de un grupo de más de 20 funcionarios que culminan sus labores en el hospital que los cobijó por años y años… y se retiran con la felicidad de haber entregado todo… su experiencia, su carisma y su cariño por sus colegas, amigos, funcionarios del Hospital San Juan de Dios.


ELBA RIQUELME FERNÁNDEZ 

Nombre: Elba Inés Riquelme Fernández.
Cargo: Nutricionista, jefe de la Unidad de Nutrición.
Lugar de origen: Temuco, por razones familiares llegó a la sexta región.
Llegó al hospital en: 1981, con diez años de experiencia en atención primaria y manejo de unidades de central de alimentación.

¿Algún recuerdo de sus primeros años en el Hospital?
Llegar a un lugar donde en la actualidad es el edificio viejo, de muchos pasillos, de mucho frío, pero con una gente cálida y con un recibimiento muy bueno. Yo venía proveniente de un hospital “chiquito” que ahora es el consultorio de Peralillo, con “susto” porque llegaba un establecimiento haciéndome cargo de la unidad sin conocer a nadie, pero las colegas y los trabajadores se portaron un siete conmigo, fueron muy cálidos… y siempre lo han sido.

¿Alguna anécdota o algo que destacar en su paso por el Hospital?
Haber formado a funcionarios muy jovencitos, porque ante empezaban a trabajar a los 18 años. Para mí es un tremendo logro el poder decir que formé a muchos funcionarios de los que hoy no están acá en el hospital y que partieron conmigo. El único que me queda es Felipe Villarroel, pero por ejemplo, de haber formado a José Farías que hoy está en portería, a quien recibí muy joven… eso ha sido lo más destaco de toda la gestión en estos años.

Lo otro es hacer de este grupo de trabajo una gran familia unida, y decir “el venir a trabajar no debe ser un sacrificio a pesar de todas las horas que estámos acá,” que sea algo “en buena”.

Un mensaje: 
Ahora tenemos gente muy joven trabajando acá, solo queda de mi época Ximena Gaete, pero a los que están y a los que llegarán, mi mensaje es que siempre consideren a los trabajadores de esta unidad, hablo especialmente de los manipuladores de alimentos quienes son los que sostienen la pirámide de esta unidad, que se pongan en su lugar porque sin ellos, uno no puede gestionar nada.


LEONEL BARRA DÍAZ

Nombre: Leonel Custodio Barra Díaz.
Cargo: Auxiliar de enfermería, técnico en enfermería; dirigente gremial.
Lugar de origen: San Fernando.
Llegó al hospital en: Abril de 1971. 

¿Algún recuerdo de aquella época en 1971? 
La amistad que existía entre los funcionarios, y lo que me marcó para decir “ésta será mi profesión” fue el Rescate de los Uruguayos, ahí entendí cómo uno puede ser solidario con las personas. Me tocó con un grupo de dos a tres funcionarios que estábamos de turno, ir a buscarlos ya que después vinieron ramas técnicas en apoyo al salvamento, los tranquilizamos y trasladamos al hospital; ahí vimos el profesionalismo de cada uno de nosotros. Este hecho posicionó al Hospital de San Fernando y al país entero en el mundo… esto a mi me marcó para siempre. 

¿Pero usted tuvo otro rol en Hospital San Fernando? 
Así es, como dirigente gremial. Fui electo durante 22 años como dirigente de la Asociación base (FENATS), fui presidente regional de la federación, pero lo más importante fue con todos los directores de Servicio de Salud como por ejemplo con el Dr. Anich, Dr. Marcelo Yévenes, tuve una relación de amistad profunda para solucionar los problemas; y también cuando fui dirigente local, me recuerdo del Dr. Fernando Baquedano, también del Dr. Varas, Dr. Toledo, Dra. Manteli, Dra. Henríquez con quien trabajé en este último tiempo siendo yo presidente del gremio, con todos ellos tuve una muy buena relación. Los dirigentes en estos dos últimos años, abrimos una puerta en la dirección que no estaba cerrada, lo hicimos  con el respeto que se merece la autoridad, sea cual sea su color político, porque del 100% de problemas que presentamos y trabajamos, el 80% tuvimos respuestas positivas…  

¿Algo que destacar del Hospital?
Cuando asumió nuestro directorio compuesto por quien le habla como presidente, Isabel Alarcón, Martín Gómez, Margaret Botello y Ana María Bravo, se llegó a un acuerdo con la dirección de hospital para darle posibilidades a los hijos de nuestros funcionarios que pudieran trabajar en esta organizaciones; además, todos aquellos funcionarios que se están formando, de alguna u otra manera se le pudiera dar la oportunidad de continuar trabajando acá; es lindo ver como una técnico se convierte en enfermera y pueda estar en este hospital, es lindo poder ver como un auxiliar de servicio puede ser un técnico en enfermería… eso se consigue conversando con las autoridades, la directora escuchó el clamor de la gente. También quiero hacer mención cuando hubo paralización de actividades, donde como gremio no dejamos los turnos de lado, no cerramos el hospital, tuvimos 498 funcionarios en paro en 2016 y nunca dejamos de atender, y eso quiero destacarlo porque son acuerdos entre dirección y asociación gremial, ya que fue una instancia que anteriormente no existía.

Un mensaje: 
Un mensaje a nuestros compañeros que se quedan, a los antiguos, que sigan poniéndole el hombro, pronto llegará el encasillamiento y quedarán contentos, eso fue un trabajo de todos los dirigentes… yo quiero hacer un llamado además a los compañeros de trabajo más jóvenes, que vienen llegando, que a lo mejor no conocen la historia de nuestro querido hospital, lo que les pido es que respeten a esos viejos antiguos que están acá, por algo están. Hoy me recordaba de una compañera que hace 40 años, viviendo en calle Cancha Rayada con la avenida O’Higgins, se venía caminando con sus dos hijos, más aun en 1971 no contábamos con un jardín infantil. Hoy las compañeras que llegan al hospital, su primer derecho asegurado es el jardín, es un logro de los diferentes gobiernos que ha tenido este país y de los dirigentes que siempre estuvimos atentos a que esas necesidades tendrían que estar cubiertas por ley… el mensaje es que el servicio que entrega el Hospital San Fernando es uno de los mejores, indudablemente hay crisis, pero hay que recordar que este es un establecimiento que está preferentemente destinado a las personas con bajos recursos, ahí no podemos fallar.


MARÍA ALVARADO TORO

Nombre: María Argentina Alvarado Toro.
Cargo: Auxiliar de servicio.
Lugar de origen: San Fernando.
Llegó al hospital en: 1980, estuvo en un primer periodo hasta 1982; volvió en 1989 siendo recibida por Carmen Lagos. 

¿Algún recuerdo de aquella época en 1980? 
La primera experiencia en el hospital fue con niños, porque me mandaron a trabajar al jardín, de los cuales hoy son personas adultas que trabajan en distintos lugares; de quien más me acuerdo es del hijo de Robinson Álvarez, ex-jefe de Laboratorio, con quien tengo muchas anécdotas… 

¿Alguna anécdota? 
Efectivamente tengo una anécdota con Robinson. Resulta que un día tuve un problema con una funcionaria, me pilló con los “indios” y la encerré en un baño, cuando de repente siento un grito “Tía María, Tía María” y era Robinson, salgo muy asustada y veo que está a punto de hacerse “pipí”… fue tanta la risa que me en el momento por la situación que se generó, que hasta se me quitó la rabia con la compañera de trabajo… fue un momento muy simpático.

¿Algo que destacar del Hospital?
Al Club Deportivo. Yo lo empecé con el ping pong ya que cuando era pequeña lo practicaba, así como otras disciplinas como el basquetbol, baby fútbol, era la más deportista de mi familia. Ahí me fui asentando en el deporte porque sentí que era parte de mi vida, hasta el día de hoy que todavía sigo participando en cuanta actividad deportiva se realice… 

Un mensaje: 
El pasado nunca va a regresar, como dice el chileno “lo pasado, pisado”; las mentalidades cambian, la gente siempre dice “el pasado fue mejor”, pero si uno lo relaciona con el presente, está todo muy acelerado, yo a mi edad no puedo competir con gente joven. Yo del pasado no sacaría nada para ponerlo acá… por eso, el mensaje a las generaciones de trabajadores que están hoy día acá, les digo: “respeten a la gente, al usuario, a la gente mayor, entre los mismos funcionarios, respétense”… se ha perdido todo eso. 


WASHINGTON CASTRO COFRÉ

Nombre: Washington Antonio Castro Cofré.
Cargo: técnico en estadística, recaudador admisión Servicio de Urgencia.
Lugar de origen: San Fernando, nacido en Hospital San Juan de Dios de esa ciudad.
Llega al hospital en: 1973, con un lapsus entre los años 1981 al 1988 donde trabajó en Santiago.

¿Algún recuerdo de aquella época en la década de los 70? 
Lo que pasa es que en ese tiempo éramos muy poquitos funcionarios, muy pocos cargos de jefatura, había un director sin subdirectores, una sola enfermera coordinadora y un administrador que el que veía toda la parte logística, aparte de las oficinas normales como Personal y Contabilidad… yo creo que en esa época no éramos más de 100 personas.

En ese tiempo además, en la parte gremial había una sola asociación, no existía la diferencia que existe en la actualidad con FENATS, FENPRUSS, etc., se hacía más en familia las cosas, incluso cuando se decía “hay huelga” el hospital se cerraba por completo y no entraba nadie. De hecho hasta el año 1990 nosotros hacíamos el día del hospital, teníamos un grupo en abastecimiento que juntábamos el dinero donde el funcionario no gastaba de su bolsillo, incluso sobraba plata para hacer la fiesta de navidad…

¿Usted tuvo muchos cargos en el hospital? 
Así es. Yo empecé en estadística donde tuve la suerte que el servicio me pagó el técnico en estadística en la escuela de salud pública de la Universidad de Chile; una vez que terminé, asumí el cargo de jefe de Estadística. Después se crearon los servicios de salud donde pasamos a depender del SOME, estuve ahí hasta el año 1981 donde dejé el hospital para volver en 1988, reingresé pero en Contabilidad, trabajé hasta el año 1992; después estuve 15 años en bodega de Farmacia y posteriormente me vine a Admisión de Urgencia donde llevo más de 9 años…

¿Alguna anécdota o algo que destacar del Hospital?
Hay cosas positivas y negativas, pero uno siempre quiere quedarse con lo lindo de todo esto. Hay cosas que me han marcado en este hospital; yo en el año 1996 tuve un infarto y vi el cariño que me tenía la gente, de hecho se hicieron muchas misas pidiendo por mi salud. Yo de ese tiempo tengo mucho agradecimiento de todos los funcionarios porque siempre he tenido una gran respuesta de cada uno de ellos. De ese año tengo el recuerdo del Dr. Varas, que gracias a él me derivaron al Hospital San Juan de Dios de Santiago que en ese tiempo era uno de los pocos que contaba con una UTI coronaria, y ahí me hicieron todo hasta recuperarme…

Un mensaje: 
Yo siempre he dicho lo mismo, desde que trabajé en bodega de Farmacia siempre estuve preocupado que el hospital tuviera los medicamentos, ¿por qué? Porque acá viene la gente que es la única parte donde puede venir, porque no tienen para pagar una salud privada o remedios; entonces, yo siempre le pido a los chiquillos que entiendan que uno tiene que dar lo que más se pueda a la gente, al usuario, ya que no tienen otra parte donde ir; uno nunca debiera perder ese norte. Es cierto que cada funcionario tiene su problema personal, pero llegando acá debieran olvidarse porque uno tiene que dar lo mejor a las personas, a los pacientes. Eso sí, muchas veces somos incomprendidos por la sociedad, nos garabatea, nos insultas, pero bueno, son las cosas de la vida, pero en el fondo la gente trabaja en el hospital y en todos los hospitales debe venir con el pensamiento de que las personas que vienen a atender acá lo hacen porque es su única opción. Tratemos de hacerle una mejor estadía acá.


CRINALDA CASAS-CORDERO ARCE

Nombre: Crinalda Auristela del Carmen Casas-Cordero Arce.
Cargo: Matrona, coordinadora del servicio de ginecobstetricia.
Lugar de origen: Localidad de Barriales, comuna de Santa Cruz.
Llega al hospital en: Agosto de 1985, trasladada desde Las Cabras donde trabajó por 4 años.

¿Algún recuerdo de aquella época? 
Siempre recuerdos muy bonitos de la maternidad, en que hacíamos todo, igual que ahora, desde que ingresábamos a la paciente hasta que la dábamos de alta; un trabajo hermoso, gratificante y completo, porque tú ves a la paciente desde que llega, hasta el momento que atiendes el parto, atiendes el puerperio y le dan el alta con su hijo/a. Luego pasé a la unidad de Neonatología donde permanecí durante 10 años, igual un trabajo hermoso, trabajar con las guaguas a uno la apasiona.

¿Alguna anécdota o algo que destacar en su paso por el Hospital?
En ese minuto cuando hacia mi turno en neonatología, llegó una de las “chiquillas del ambiente” a punto de tener a su guagua; antes se veía mucho eso, que venían incluso con sus regentas, bien preocupadas ellas. Llegó a eso de la una de las tarde cuando yo estaba justo en cambio de turno, y lo hizo bajo la influencia del alcohol, teníamos dos o tres camitas en preparto y la persona que estaba al lado de ella me dice “señorita, la guagua nació” y efectivamente el bebé estaba debajo de la tapa y ella nunca se dio cuenta que había nacido y claro, la destapo y ahí estaba. Con la “curadera” no se dio por enterado. La guagua no tenía problema de asfixia, ni nada. Con el Dr. León nos reímos de la situación; recordar eso sí que estábamos en el antiguo hospital… son cosas que suceden y anécdotas que marcan; eso sí, nunca me volvió a tocar una paciente con “esas características”.

Un mensaje: 
A los nuevos funcionarios, deben tener la responsabilidad que uno como funcionario antiguo siempre tuvo, tener una mística especial para poder trabajar, ser atento con las personas, ponerse en el lugar de la gente, pero lo más importante, es tener la responsabilidad; a lo mejor esa gente va a madurar y entenderá la responsabilidad que uno ocupa en el establecimiento donde trabajamos con personas mejorando su salud; yo creo que los jóvenes entenderán porque sumarán años de experiencia así como lo hicimos nosotros los más antiguos y que algunos nos estamos retirando, nosotros fuimos jóvenes también… somos una generación distinta, por eso, deben asumir el compromiso por el lugar de trabajo que están.


En cada uno de ellos, queremos también agradecer a:

ELISA ABARCA CORNEJO
GLORIA BAIRD-KERR MATUS 
JUAN BASTÍAS PÉREZ 
FLORINDA CALDERÓN PINO 
MARÍA AMALIA CÁRCAMO VELASCO 
ELCIRA CASTRO CABELLO
LUIS CASTRO CABELLO 
MARIO DOTE FUENZALIDA 
SERGIO FERNÁNDEZ BASTIAS 
MARÍA ADELINA GONZÁLEZ MARTÍNEZ 
CARMEN LAGOS UMAÑA 
MIRÍAN MONSALVES SEPÚLVEDA 
ANELIA NAVARRETE VÁSQUEZ 
ANA PEÑA MOYA 
LUZMILA PEÑA MORALES 
FRANCISCA SANDOVAL MUÑOZ 
ROSA VERGARA GARRIDO 

Muchas gracias por todo… y hasta pronto!!!


Te cuidamos!

Hospital San Fernando, trabajamos para cuidar tu salud y de la comunidad.

Servicios y prestaciones

Otras Noticias, Quizas te interese...

Noticias internas: Enterate de algunas noticias del ambito local de nuestro hospital.