• Negrete #1401, San Fernando, Chile.
¡¡HASTA PRONTO!! Mario Lagos Abarca
5439 vistas

¡¡HASTA PRONTO!! Mario Lagos Abarca

Mario Armando Lagos Abarca, técnico paramédico con especialidad en Farmacia, nacido y criado en la Región Metropolitana, con residencia hoy en la capital de Colchagua, es una persona respetuosa y muy respetada en Hospital San Juan de Dios de San Fernando. Se considera de la vieja escuela, ya que cuando llegó al hospital lo hizo en el antiguo edificio; tiene mucha historia, recuerdos, y también es uno de los “promotores de la salud” en el centro asistencial.

Las 08:00 horas de este 31 de diciembre… un hito en su historia laboral: su último marcaje, algo que sin duda sellará un antes y un después en la vida de Don Mario, y en esta nueva entrevista para la sección ¡¡HASTA PRONTO!!, queremos hacer un pequeño homenaje a su carrera como funcionario. 

Usted es oriundo de la Región Metropolitana
Si, de la comuna de San Bernardo.

¿Y cómo llega a San Fernando?
Netamente por temas laborales; yo tenía familiares acá, me vine y me incorporaron a un programa llamado PEM, donde me ingresaron a la municipalidad, y desde ahí me derivaron al hospital.

¿Fue acá donde estudio el técnico paramédico?
Así es, yo ingresé al hospital en 1975 cuando tenía 21 años, era un hombre joven y soltero donde me incorporaron al servicio de Lavandería. Tuve varios buenos compañeros donde incluso hay uno aun en acción como lo es Víctor Silva… y ya pasado un tiempo a nosotros nos sacaron de acá y nos enviaron a trabajar al Gimnasio Techado. Sor Juana, la monjita que era jefa del servicio, fue a pelear por todos quienes nos habían enviado al gimnasio y gracia a ella volvimos; es una acción de la cual aun estoy agradecido… en 1977 nos contrataron como auxiliares de servicio, pasaron un par de años y dieron la opción de tomar el curso de técnico paramédico en el Servicio de Salud en Rancagua, haciendo la práctica acá mismo en el hospital de San Fernando… Después de ese curso, nunca más me fui de la Farmacia donde al principio tuve altos y bajos por mi juventud, pero con el tiempo, me estabilicé.

En el antiguo hospital, ¿dónde estaba ubicada la Farmacia?
Entrando por calle Negrete, a mano derecha estaba la Dirección, y un pasillo largo que está frente a los implementos que hoy guarda la unidad de Inventario, ahí estaba ubicada la Farmacia junto a Rayos, Banco de Sangre y Laboratorio, todos juntos en ese corredor. Al frente había salas de Cirugía hombres y mujeres. 

En esos años, ¿cómo estaba conformada la Farmacia?
La farmacia de policlínico estaba ubicada en el consultorio que hoy es conocido como el CESFAM Centro, y la Farmacia central estaba en el hospital. 

¿Cuál era su labor en ese entonces?
Teníamos distintas actividades como atención al público como también la entrega de las recetas a los pacientes hospitalizados, aunque me abocaba a eso, pero apoyábamos de vez en cuando en el consultorio ya que estaba muy cercano. 

Finales de la década de los 70 y principio de los 80, ¿qué recuerdos tiene de esos años?
En si el hospital era chico, habían servicios muy puntuales en el sentido de que existía Contabilidad, Servicios Generales, Recursos Humanos, y no como hoy que tienen subunidades de apoyo. Estábamos todos juntos, no tan separados como ahora donde pueden pasar años y aun hay funcionarios que aun no conoce… antiguamente se sentía un ambiente más familiar, más cercano.

Pasaron los años y vino el terremoto de 1985 que en gran medida, cambió la estructura funcional del hospital. ¿Fue en este “nuevo” edificio que se traslada la farmacia de hospitalizados al lugar donde hoy está ubicada?
No recuerdos los pormenores, pero si, ya que por infraestructura se ubicó en el lugar donde hoy está. En la actualidad se nos hizo chico ese espacio, por la cantidad de demanda asistencial, pero dentro de todo, siento que hemos trabajando bien.

Desde su punto de vista, ¿Farmacia ha ido mejorando en el tiempo?
Por un lado si, sobre todo con la incorporación de nuevos medicamentos más actualizados con las nuevas enfermedades; en algunas instancias hemos tenido complicaciones, pero se han podido saber llevar. Dentro de lo general, y gracias al equipo que hemos conformado, todo ha ido mejorando…

¿Y cómo ha sido trabajar con el grupo actual de Farmacia?, más aun que se ha sumando gente joven al proceso.
Siempre peleé porque teníamos una alta demanda de trabajo y poco personal, uno solo por turno; de a poco se fueron incorporando nuevas funcionarias que por un lado encuentro que han dado “en el clavo” con las personas indicadas, porque asimilaron tan rápido el trabajo, que era lo que necesitábamos… eso sin duda fue bueno y para mejor, ya que todo cambio siempre será en beneficio para nuestros pacientes que es lo más importante en estos momentos.

Usted tocó un punto anteriormente: en tiempos pasados todos se conocían porque era menos personal y pocos servicios; en la actualidad, la planta de funcionarios y prestadores aumentó, junto con los servicios y/o unidades de apoyo, pero aun así con su servicio de Farmacia, con lo que usted nos ha relatado, ha tenido un gran fiato y cordialidad… ¿es así?
Sii, partiendo de que cada uno de nosotros queremos dar una buena atención a nuestros pacientes, trabajamos y buscamos la mejor forma de mantener una cordialidad pero siempre con la labor misma hacia el usuario, donde somos minuciosos en cada receta que entregamos, de ahí parte todo y en base a eso, se ha mantenido buenas relaciones con las compañeras de trabajo y las enfermeras de los servicios de hospitalización.

Volvamos un segundo al pasado, ¿Qué funcionarios recuerda que hoy estén trabajando aun en Hospital San Fernando?
Uffff (ríe), de los que recuerde está Víctor Silva que ya lo había mencionado, el Dr. Rodrigo Díaz, el mismo Dr. Héctor Toledo, y de muchas funcionarias que siempre veo y saludo siempre… 

Ahora pasemos a un aspecto donde usted es un verdadero “promotor de la salud” en el hospital, ¿toda su vida ha estado ligado al deporte?
Si, desde niño en el colegio participaba de corridas, pero mi entorno me llevó a jugar por muchos años el fútbol. En San Bernardo tuve buenas actuaciones, cuando me vine a San Fernando también estuve en varios clubes de la ciudad y la región, y después las lesiones se fueron acrecentando, sobre todo mi rodilla, y hace 8 años cambié de actividad, sobre todo por mi familia porque dependen mucho de mí, y me dediqué a correr… he tenido buenos resultados por mi capacidad de resistencia, de participar en carreras largas.

Esa misma resistencia le hizo inscribirse en el 21K de la gran Maratón de Santiago, no una sino, sino dos veces…
Sii, fueron hermosas experiencias, pero ahora ya bajé a los 10 kilómetros y mi amigo de Laboratorio (Enrique Muñoz) él irá por los 21K y me está invitando a participar en esa categoría.

A sus 65 años, ¿cómo lo hace para prepararse para estas carreras?
Lo principal es la resistencia, hago una preparación previa, con revisión médica de por medio y mucho entrenamiento para poder completar los circuitos…

¿Y cómo lo compatibilizaba con el trabajo, sobre todo con el sistema de turno? 
A veces decía “soy un abusador de mi cuerpo” porque trasnochado y todo, iba a competir, no muy lejos como en Pichidegua, o acá en San Fernando. 

O sea, buscaba la corrida que más le acomodaba al trabajo
Así es. En cuanto a lo familiar trababa de preocuparme de ellos… por eso, trababa de compatibilizar todo: familia, trabajo y corridas.

Para quienes no lo conocen bien, ¿su señora trabaja acá?
Si, se llama Patricia Cerón, trabaja en Urgencias, ella le toca el próximo año (2020) acogerse a retiro voluntario. 

¿Hijos?
Sí, tengo cinco, cuatro mujeres y un varón, y gracias a Dios están bien… tengo la menor de 14 años que está en educación media…

MENSAJE
“Siento un poco de dolor porque quería dejar a mis hijas en el hospital: una enfermera y tens, pero gracias a Dios no le ha faltado trabajo… pero independiente de esto, solo palabras de agradecimientos a todos mis compañeros que son un gran grupo humano y a mi hospital ya que gracias a él, soy lo que soy, sino a lo mejor no hubiera tenido la misma suerte; agradecer a esa monjita que me trajo de vuelta. Siempre hay recuerdos que se han mantenido en el tiempo, acá lo importante que como funcionario de la salud tenemos que velar por nuestros pacientes, traté de hacer lo mejor en la labor como técnico paramédico en Farmacia… pedir disculpas si a alguien molesté, pero a todos quienes me conocieron, solo palabras de afecto y de cariño”.

 


Te cuidamos!

Hospital San Fernando, trabajamos para cuidar tu salud y de la comunidad.

Servicios y prestaciones

Otras Noticias, Quizas te interese...

Noticias internas: Enterate de algunas noticias del ambito local de nuestro hospital.